NOTICIA

Go

DEPTO. PSICOLOGÍA: COMO AFRONTAR PSICOLÓGICAMENTE EL RECORRIDO

DEPTO. PSICOLOGÍA: COMO AFRONTAR PSICOLÓGICAMENTE EL RECORRIDO

La preparación mental es de vital importancia para afrontar un reto tan exigente como una maratón. Uno de los factores más importantes para construir una mentalidad resistente es la ATENCIÓN.

Creo fervientemente en que si sabemos concentrarnos en las cosas adecuadas e ignorar aquellas que no nos benefician, controlamos nuestra propia experiencia. Y nuestra próxima experiencia es disfrutar de la Zurich Marató de Barcelona.

Este mecanismo atencional también funciona con los pensamientos y sentimientos. Aprender a atender al contenido mental y emocional más valioso y suprimir el resto nos llevará automáticamente a hablarnos bien y sentirnos mejor.

¡Tú eliges! ¿Cómo quieres vivir la carrera?

Te propongo a continuación una serie de consejos que  puedan ayudarte a CENTRAR LA ATENCIÓN en el transcurso de la carrera, en base al recorrido que te irás encontrando.

 

- Km 0-2: Salida-calle Sants.

Regulación emocional. Controla tus sentimientos de euforia y no gastes más energía de la necesaria. Tienes una maravillosa recta de 2 km para ir adoptando el ritmo de carrera que quieras llevar, comprobar que te sientes bien y disfrutar equilibradamente de la salida. Recomiendo que el foco de atención lo pongas en fijar tu ritmo de carrera, que ya deberías saber de antemano.

 

- Km 6: Camp Nou.

Ya estás en carrera. Pasa tu atención de tu cuerpo al magnífico Estadio donde se han conseguido tantas gestas e imprégnate de su magia. Empieza a construir tu historia de éxito también, como lo han hecho ya tantos deportistas. Háblate en términos de RETO, VALENTÍA. ¡Inspírate! ¡Y no abandones este lenguaje hasta el final!

 

- Km 14: La Pedrera.

Llevas ya un rato corriendo. Estás atento a tus sensaciones internas. Te sientes confiado y con energía. El Paseo de Gracia, con la Pedrera como emblema, te ofrece la oportunidad de romper la rutina y admirar su belleza. Esto provoca sensaciones agradables y te ayuda a seguir. Piensa ¡qué bien voy! ¡y con estas vistas! ¡qué placer! Y recargado de energía, vuelve a tu respiración.

 

- Km 18-22: sector Meridiana.

Ecuador de la carrera. Nos adentramos en una vía de doble sentido, de 2 km de ligera subida para volver a bajar. Recomiendo en este punto un buen trabajo de atención, centrada principalmente en atender sensaciones internas. Avanza determinado al compás de tu respiración. No atiendas a nada más. Y cuidado con la tentación de pensar en el pasado, “sólo llevo 20 km” o en el futuro, “¡uf! Me queda la mitad!

Esos pensamientos se combaten estando en el presente, km a km, como un martillo pilón.

 

- Km 31: Barcelona, ciudad de mar.

En este punto de recorrido, dejada atrás la torre Agbar, nos acercaremos hacia el mar, dejándolo a nuestra izquierda, y a pesar que no se hará visible a nuestros ojos, lo podremos sentir en el aire. Importante esta parte del recorrido, ya que entramos en el famoso km 30, donde la fisiología y la química empiezan a hacer de las suyas y comienza “la verdadera maratón”.

Te gusta sentir que ya estás aquí y que vas a poder ponerte a prueba de verdad. Te has preparado para ello. Tu puedes. Centrado en el presente. Un km más.

 

- Km 36: Arc de Triomf

Si has entrenado bien, si has escogido un ritmo de carrera adecuado a tu nivel, a estas alturas te has cargado el famoso muro. No ha existido para ti. ¡Eso no quiere decir que no empieces a notar en tu cuerpo y en tu mente los estragos de la carrera!

Llegado a este punto, juguemos a engañar a nuestro cuerpo. Descarta prestar atención al dolor de los músculos de las piernas, al nivel bajo de energía, a la pesadez…y enfócate en la respiración. Mantén la mente en calma transitando de un km al siguiente. Cuando pases por el Arc de Triomf, evoca a los antiguos romanos, a las grandes batallas y siéntete orgulloso/a de cruzarlo como los grandes personajes de la historia. ¡No quieres que se acabe! Estás disfrutando el momento.

 

- Km 40: el Paralelo

Si no eres de la ciudad, quedas al margen de las múltiples leyendas urbanas que corren sobre esta avenida. Una ligera subida a lo largo de dos km que, si haces caso a algunos, parece una gran montaña.

¡No es así! Lo que pasa es que en estos momentos finales las fuerzas ya son escasas, las emociones se descontrolan y el cerebro carece de azúcar suficiente para funcionar a pleno rendimiento. En estos momentos solo te queda aceptar el SUFRIMIENTO y vestirte con la capa de la DETERMINACIÓN. “Tu puedes, tu puedes” Así, zancada a zancada hasta el arco de meta. Como un mantra…

Recuerda. La mente no hace magia. Te lleva a donde te mereces. Luego prepárate bien para la carrera, sea cual sea tu objetivo, entrena física y mentalmente y planifica el recorrido. Porque…”estar preparado ya es media victoria”. La otra mitad te la dejo para el domingo 15 de marzo.

 

¡Que la fuerza te acompañe!

leer mas sobre mar en su blog: https://marrovira.wordpress.com/

MAR ROVIRA

DEPARTAMENTO PSICOLOGÍA COACH TO TOP




TAGS
psicologíapsicorunnerruncorredor