NOTICIA

Go

Depto Nutrición: La menopausia y la alimentación

Depto Nutrición: La menopausia y la alimentación

La alimentación  juega un papel fundamental por el control de los  sintomas de la menopausa y evitará, a su vez, que uno de los problemas que deriven sea el aumento inesperado de peso i/ o una disminución del rendimiento como mujer deportista.

Uno de los pilares fundamentales es evitar las grasas saturadas presentes en las carnes, leche y derivados no descremados, quesos, mantequillas, embutidos grasos,y productos de bollería, entre otras, aumentando la ingesta de ácidos grasos insaturados presentes en aceite de oliva, frutos secos o pescado azul.

El hecho de aumentar el número de ingestas (dividir-las en 5 o  incluso 6 diárias) y disminuir la cantidad ns permitirá una mejora en la digestión de los alimentos, reducirá la ansiedad,  hecho que, junto con una reducción de los azucares simples, sobretodo refinados, mantenendran la glucemia (los niveles de azúcar) más estables evitando así mareos o cambios de humor repentinos.

Debido a la pérdida  de calcio, propia de esta étapa de la vida, se tiene que tener en cuenta el consumo regular de alimentos ricos en calcio y vitamina D (vitamina necesaria para la fijación del calcio) y albúmina, como uevos, espinacas, judias verdes, frutos secs, o los higos, manzanas, o platanos entre otros, reduciendo el consumo de productos que inhiben su absorción como el café o el salvado,  evitando, así, el riesgo de osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a los huesos y está provocada por la disminución global  del tejido que lo forma, tanto de las proteínas que constituyen su matriz o estructura como de las sales minerales de calcio que contiene.

La albúmina es una proteína que está estrechamente ligada al calcio y por lo tanto, la cantidad de calcio varía según el nivel de albúmina

Como alimentos  especificamente recomendados encontramos los que son ricos en fitoestrógenos, componente regulador de las hormonas femeninas y los alimentos ricos en boro (esparragos, tomates, frutos secos, uvas, manzana, por ejemplo). Las isoflavonas y los lignanos son dos tipos de fitoestrógenos. Los lignanos se encuentran en las semillas de lino, granos integrales y en algunas frutas y vegetales. Las isoflavenas se encuentran en semillas de soja y en legumbres
Se recomienda el consumo de isoflavonas de soja puesto que sus propiedades  fitoestrogènicas ayudan a evitar la carencia de estrógenos durante la menopausia, que conlleva una reducción del colesterol  LDL (malo) mejorando la circulación sanguinia  y evitando futuros problemas cardíacos; evitan sofocos y irritciones vaginales y también contribuyen positivamente en la pérdida de masa ósea.

 

Por: Laia Cuevas Martí

Servicio de nutrición individualizada, análisis y corrección de hábitos alimentarios del paciente.

Departamento de Nutrición Coach to top.




TAGS
Nutriciónfitoestrogenomenopausia alimentaciónmenopausiaalimentación