NOTICIA

Go

Deprto. Fisioterapia: El sueño y el deporte.

Deprto. Fisioterapia: El sueño y el deporte.

El falso mito que el adulto tiene que dormir un mínimo de 8 horas para descansar fue desmentido por un equipo de científicos californianos el 1913. Entonces afirmaron que son necesarias entre 5 y 7 horas porque nuestro cerebro descanse. El peso de este órgano tan sólo representa el 2% del total, pero necesita hasta el 20% de nuestro consumo calórico. Según los estudios científicos, estos se la única parte de nuestro cuerpo que realmente necesita dormir. 

El especialista Eduard Estivill nos desvela las claves del sueño:

“Por la noche los seres humanos compensamos el desgaste físico que hemos sufrido a lo largo del día y memorizamos el aprendido”. Esta es una de las razones porque los pequeños, marcados por el crecimiento, aprendizaje y actividad física, tienen mayores necesidades de sueño. “Un niño tiene que dormir unas 11 horas, un adolescente 9h y un adulto entre 7 y 8 horas”

Queda mucho camino para recorrer para poder averiguar las claves del descanso nocturno. No sólo en la influencia genética. “Es cierto que todavía no sabemos con exactitud porque sirve el sueño” admite Javier Puertas, neurofisiólego experto en trastornos del sueño. “El objetivo preciso y claro no se conoce. No sabemos porque los animales tienen que dormir, aunque el sueño tiene que ser muy importante; sinó tuviera sentido sería el mayor error de la selección natural”

Correr para dormir VS Dormir para correr:

Correr para dormir – Fabio García García, investigador de la Universidad Veracruzana, nos dice que la actividad física es recomendada para descansar mejor, pero con un margen de 4 horas. Después de la actividad física, la temperatura corporal es alta y esto podría provocar alteraciones del sueño. Se a decir, tienen que pasar las 4h para poder ir a dormir y aprovechar estos beneficios.

Dormir para correr- Antes de una competición es necesario conciliar el sueño, a pesar de que a veces los nervios nos hacen dar vueltas a la cama. Es un error de principiante, el cuerpo no repara suficiente y la fatiga se puede presentar unos kilómetros antes del esperado. Estos nervios previos nos juegan un mal pase: ir a dormir tarde, descansar menos, quitarnos más tarde de previsto, atrasar el almuerzo (fundamental antes de la cursa), hasta todo llegar tarde a la competición.

Cada cual necesita su propio regimos nocturno, influenciados o no por la alimentación, desgaste del día o la genética. Es una actividad básica y necesaria por la nuestro salud. En una vida de 90 años habremos pasado 30 años durmiendo.

SShhh runners desconectad la pantalla! A dormir!!

“Planifica la carrera y el material que te llevarás por la tarde y no a última hora de la noche”

 

Traducido del catalán: softcatala.org

 

Albert Giralt

Departamento fisioterapia de Coach to top




TAGS
descansodormirrunnercorredor